Estudiantes de Administración Hotelera de la Universidad Católica Santo Domingo realizaron una actividad gastronómica de carácter social, en el  hogar de ancianos “San Francisco de Asís”. Este encuentro, que tuvo fundamentalmente objetivos ético-educativos,  es también  un paso encaminado a establecer los cimientos de un nuevo concepto de nuestra gastronomía, tan apreciada hoy en día  a nivel internacional, y que debemos continuar promoviendo en República Dominicana.

Santo Domingo 2018.- Los estudiantes de la Universidad Católica Santo Domingo, a través de la Escuela de Administración Hotelera, realizaron  un encuentro gastronómico de carácter social en el Hogar de  ancianos “San Francisco de Asís”.

En el mundo actual, la gastronomía tiene un inmenso poder de transformación mejorando la sociedad desde distintos ámbitos: educación, ecología, salud, arte. Por ello, cada vez se vuelve más necesario que tanto los jóvenes estudiantes como los chefs veteranos estén conscientes de la responsabilidad social que implica ser un cocinero destacado.

En República Dominicana estamos dando pasos agigantados en el desarrollo del talento gastronómico. Productos y también proyección como nación que apuestan por el turismo gastronómico. Es el momento de desarrollar la parte social de estos avances gastronómicos con estudiantes de hotelería de la UCSD.

Una forma de iniciar puede ser identificando una necesidad de la comunidad y utilizar la influencia en la sociedad, el prestigio y poder mediático de destacadas figuras de la cocina dominicana para hacer algo que produzca un impacto social y que, al mismo tiempo, contribuya al desarrollo de valores éticos que permitan alcanzar una sociedad más educada, solidaria y mejor alimentada.

La iniciativa de estos jóvenes estudiantes -motivados por  Rousana Urraca,  Directora de la Escuela de Administración Hotelera- permitió desarrollar un proyecto que se propone mejorar la dieta que se brinda en las residencias a las personas mayores dependientes. Para ello, se crean recetas que, además de presentar ventajas nutricionales, mejoran el  tiempo de  vida de los ancianos, gracias al placer que produce el comer bien. Esta es tan solo una de las decenas de ideas que pudieran desarrollarse para seguir aprovechando los beneficios de este movimiento de la “Gastronomía social en la UCSD para República Dominicana”. 

Aunque la gastronomía social es un movimiento culinario relativamente nuevo, se encuentra en plena expansión a nivel internacional y, así como los dominicanos procuramos ser parte de eventos internacionales de prestigio culinario como Master Chef, debemos procurar por igual, ser los protagonistas de los cambios de nuestra sociedad a través de lo que sembramos lo que comemos, y cómo lo cocinamos.

Para ser un gran chef también hace falta tener un gran corazón. Alimentar a la gente implica generosidad de espíritu y vínculo social. Es hora de hacer los cambios que queremos en nuestra sociedad, “desde los fogones”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Tu comentario*

Nombre

Email*

Website

A %d blogueros les gusta esto: