El advenimiento de un nuevo año, trae consigo la esperanza en cada dominicano de alcanzar una vida más digna para él y los suyos. Esto sería posible si cada familia que habita en nuestro querido territorio, une esfuerzos para que la magia de la navidad encienda nuestras mentes e ilumine nuestros corazones, así podremos convivir en armonía, en un clima de paz, de justicia social y de solidaridad con nuestros semejantes, tal y como nos lo enseñó nuestro amado Jesús de Nazaret.

Esperamos que para este nuevo año 2019, nuestro Padre Dios guíe cada accionar de nuestros gobernantes, a fin de que sus decisiones vayan encaminadas a un mejor bienestar de las familias dominicanas.

Tiempos venturosos nos sobrevienen, nuevos aires se aproximan, la gracia de un nuevo tiempo, de una nueva esperanza, manifestar que un Dios con nosotros siempre está a nuestro lado, respaldando nuestra vida y nuestra voluntad de ser mejores ciudadanos. Serán momentos de nuevas oportunidades para crecer, nuevas posibilidades para vivir, siempre dando lo mejor de cada uno de nosotros, comprometiéndonos cada día más y más con nuestra nación, con nuestra familia y nuestro trabajo, un acontecimiento perdurable de convivencia humana plena.

Para el año nuevo deseo que la paz y la convivencia habiten en la República Dominicana. Que la justicia sea administrada de una forma igualitaria, la seguridad social sea fortalecida y alcanzable, un medio ambiente  custodiado y protegido, garantía de salud y empleo que propicie un desarrollo real de su gente. Espero que este 2019 sea un año cargado de esperanza, de educación integral de calidad para toda la familia dominicana.

 

Mons. Jesús Castro Marte

Obispo Auxiliar de Santo Domingo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Tu comentario*

Nombre

Email*

Website