Mons. Benito Ángeles, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo y Rector de la Universidad Católica Santo Domingoal referirse al tema de la salud, señaló: “Como universidad católica que somos vamos a continuar articulando la academia con la acción”.

Santo Domingo 2020.-Monseñor Benito Ángeles, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de   Santo Domingo y Rector de la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD), y el Dr. Mario Lama, Director Ejecutivo del Servicio Nacional de Salud, sostuvieron un importante encuentro en el cual, participaron además, Monseñor Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo y el Dr. Luis Vergés, Director del Centro de Investigación y Ciencia de la Familia.

El importante encuentro, que se llevó a cabo en el recinto universitario, tuvo como finalidad fundamental desarrollar una alianza de salud participativa entre la UCSD y el Servicio Nacional de Salud.

En ese sentido, el Dr. Lama señaló que el país enfrenta un gran reto, ya que tienen un sistema hospitalario complejo y una estructura formada por casi 186 centros hospitalarios grandes y mil unidades más que dan soporte en las comunidades, por lo que son más de dos mil personas que componen el servicio de salud.

Por su parte, el Rector de la Universidad Católica Santo Domingo, Mons. Benito Ángeles, al hacer referencia al desarrollo académico, expresó que, bajo las diferentes ópticas en el mundo académico, el servicio y las modalidades de la salud, es importante analizar cuál es la parte humanística que como universidad pueden ofrecer para compartirla con su gestión y, al mismo tiempo, hacer de ella una nueva dimensión creativa alrededor de la familia.

“Cuando se tiene una Institución como lo es la UCSD -señaló Mons. Benito Ángeles- que no tiene una carrera de medicina propiamente, pero sí cuenta con carreras que prestan servicio en el área de la salud -como es el caso de Enfermería, Imágenes Médicas, Odontología, Rehabilitación y Orientación Psicológica- y tiene además, un Centro de Investigación y Ciencias de la Familia muy significativo e importante, se hace necesario coordinar más con el Sistema Nacional de Salud”.

Al referirse a este tema, el Dr. Luis Vergés, Director del Centro de Investigación y Ciencias de la Familia, señaló que este es el primer centro que se dedicó a la formación de terapeutas familiares con una base científica y ofertó a la comunidad una propuesta de atención a la familia.

“La Universidad Católica Santo Domingo –señaló el Dr. Luis Vergés, Director del Centro de Investigación y Ciencias de la Familia de dicha Universidad- desarrolla con un criterio científico el Proyecto Familia Sana”, como una propuesta profiláctica para el fortalecimiento de la unidad interna de la familia, en la cual, intervienen las áreas más vulnerables entre las que se destaca la problemática de salud mental, generada por la crisis del Covid-19. En medio de la pandemia surgió una propuesta para desarrollar la asistencia psicológica gratuita como parte de la crisis. Tenemos que prepararnos para los efectos de esta crisis, lo cual implica hacer un trabajo riguroso a nivel de salud mental con la familia y los servicios psicológicos que, si las personas tuvieran que pagarlos saldrían muy costosos y muy pocas personas tendrían acceso a ese servicio.”

En este sentido, Mons. Benito Ángeles destacó la importancia de esta propuesta para que el Centro de Investigación y Ciencias de la Familia de la Universidad Católica Santo Domingo, como institución educativa, pueda ser un punto fuerte como apoyo al sistema de salud, lo  que implica hacer un trabajo riguroso a nivel de salud mental con la familia, que permita brindar una asistencia psicológica gratuita, para que sea contemplada en todo el proceso de crisis generada por la situación que vive la ciudadanía.

En su intervención, Angy Estévez, Directora ejecutiva del Centro de Atención a la Mujer Embarazada, se refirió a la creación de una unidad en el área perinatalSeñaló que el centro cuenta con poco personal especializado por lo que necesitan del apoyo de mayor cantidad de profesionales, ya que la demanda es muy alta. “Si la madre –señaló- no está sana mentalmente, no va a poder proteger a su hijo ni cuidarlo. La intervención psicosocial que realizamos nos ha llevado a crear formación de calidad basada en evidencia a través de la universidad, formación que debe tener el profesional de la salud para proteger a la mujer embarazada”.

Por su parte, Inmaculada Estévez, Directora de la Escuela de Enfermería de la UCSD,   mostró interés en realizar una jornada, en colaboración con el Servicio Nacional de Salud,  de pasantías con estudiantes de término altamente calificados para ser integrada en el programa de enfermería comunitaria.

Finalmente, Mons. Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, en su calidad de Presidente de la Fundación Universitaria Católica de la Arquidiócesis de Santo Domingo, se refirió a que esta Institución posee una Pastoral de la salud, organizada por una comisión que coordina ochenta centros de servicio de salud y tiene una escuela de formación para dicha Pastoral. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Tu comentario*

Nombre

Email*

Website